22/04/2008

Breve cursiño para conducir por Mugardos (XVIII)



Prohibido roubar a gran escala :)

3 comentários:

  1. Querido Mr. Stone:

    yo no sé si el Arte imita a la Naturaleza o si la Realidad supera a la Ficción. Ahora bien, las Autoridades superan por goleada a ARTRITRIS en ésto de las señales humorísticas. Véase la señal cuádruple que han plantado en medio del Peirao:
    1)"Proibido nadar": ¿por?... ¿molesto a las chalanas? ¿contamino el paisaje con mis chichas?... Y si me tiro, ¿qué? ¿me multan?
    2) "Proibido pescar": ¿están los munxes en peligro de extinción? ¿pongo en riesgo el delicado equilibrio del ecosistema?
    3) "Solo esvaradizo": bueno, p'a empezar, en este caso, creo que es chan, pero aparte... ¡vaya águilas! ¡Peligro, hay humedá! Aaaaah! Si te caíste, ya t'avisamos, hay mar y el suelo está mojau. Pues os jodéis, porque el primer día que llueva me tiro por la Avenida de Galicia y denuncio al Concello: ¡Ah! No había señal. ¿Yo qué cojones sabía que con la lluvia se pone "esvaradizo"?
    4) "Perigo indeterminado": Festivamente, ¿a usted quién le dice que no puede saltar, de forma repentina, un tiburón grande gigante y darle un muerdo en una oreja? ¿O que puede encontrarse de frente con la plasta de su suegra?

    ¿Y POR QUÉ COÑO NO PONEN "PELIGRO BIEN DETERMINADO": PLANTA DE GAS A DOS PASOS?
    ¡Es que hay que joderse! ¿Qué les darían de mamar a esta banda de ineptos?

    ResponderExcluir
  2. Pena, le propongo una foto:

    primer plano, la señaleja esa.

    al fondo, un gasero.

    Es de pancarta, o de postal, ¿va que sí?

    ResponderExcluir
  3. Señores y señoras vecinos:
    hay bien poco a que dedicarse como para perder el tiempo con señalitas y titulares de cursitos para conducir. Para conducir sólo tenemos que respetar a los peatones porque atropellar (en todos los sentidos) queda muy feo; no beber cubalibres, es decir, que cuando se conduzca el coche se visualicen perfectamente 2 rayas en los bordes de la carretera y no cuatro; y en los tramos en que hay una raya en medio de la carretera, esta no se desdoble; para arrancar el coche se pisa el embrague, se mete la primera y andando. Después, que haya mucha suerte pues esta es un factor de gran importancia en la conducción. Si alguien es conocedor de que no tiene suerte conduciendo, mejor que alquile una yegua o una mula. Se tratra de un eficaz, cómodo y barato medio de transporte. Y muy ecológico.Como no está prohibido que las yeguas o las mulas caguen en la calle, pues no pasa nada. No hace falta recojer la mierda. Eso ya lo hacen algunos jueces.
    En fin...
    Manda llover en la Habana: donde hay mar, no se puede nadar; donde hay mar, no se puede pescar. ¿Nos estamos volviendo gilis, gilis? Esto seguro que tiene justificacón.Tal vez quieren los prohibidores que no nos coja el frío en la ría. Que somos muy inconscientes. No nos ponemos al abrigo (como hacen ellos) cuando no escampa. Y salimos del agua y claro, como somos muy hembras y lucimos, pues tampoco nos ponemos la toalla para secarnos. Seguro que por eso.
    Lo que me parece tambien muy mal es que las autoridades no nos adviertan sobre los cambios de temperatura con termómetros ubicados en cada calle. Es un grave peligro para nuestros vecinos. No se dan cuenta de que hace calor y a veces baja peligrosamanete la temperatura uno o dos grados y podemos cojer un resfriado en otoño o en invierno. Deberían de advertinos e informarnos sobre la temperatura y la humedad ambiental a cada hora. Otra alternativa sería enviarnos un sms al móvil, recomendándonos de paso el tratamiento en caso de resfriado: vahos de eucalipto, sopas de burra-cansa y fomentos al galillo. En caso de dolor de cabeza, 600 mg de ibuprofeno o paracetamol.
    No estoy de acuerdo con lo que dice Maximilien sobre la planta de gas. Esta estructura de depósito es una maravilla al lado del mar. Contemplar como entran los barcos por la ría cargados muchos, muchos, muchísimos metros cúbicas del noble gas es un deleite para la vista. Observar el arte de esta poliédrica obra artística de fálico significado es un placer del que disfrutamos todos los vecinos de Mugardos y al que le debemos estar bien agradecidos a las autoridades que autorizaron esta magnífica instalación. ¡Con lo rico que sabe le gas!Pero además, no nos cobran ninguna tasa, ningún impuesto por este fantástico y desinteresado servicio.
    Como mujer me humedece mucho (los ojos).
    Un saludo.
    Juanalegria.

    ResponderExcluir